La piel del rostro cuando está bien hidratada luce buen aspecto, se ve luminosa, sin imperfecciones y nos hace estar más atractivas. Pero antes de aplicar los productos hidratantes adecuados, debes limpiar y exfoliar la piel para que absorba todos sus componentes y notes los efectos de inmediato.

  • En verano es recomendable utilizar limpiadores faciales poco agresivos como jabones o geles neutros sin factores químicos que no resequen la piel y tónicos refrescantes para revitalizar el cutis. Este paso debe convertirse en un hábito que repitas a diario.
  • Factores como el sol, el cloro de la piscina o la sal del mar son los causantes de que la piel del rostro esté más reseca y áspera durante los meses de verano. Por ello, es una época en la que debemos doblar la aplicación de cremas hidratantes, nutritivas y humectantes en el rostro para evitar la aparición de arrugas prematuras y la formación de manchas o rojeces.
  • Elige una crema hidratante con textura más suave que la que utilizas en invierno ya que ésta puede ser que no se adapte a las condiciones climatológicas del verano, así son preferibles cremas ligeras o geles, cremas con un alto porcentaje de agua e incluso los bálsamos. Recuerda que siempre debes tener en cuenta tu tipo de piel para escoger la crema facial correcta.Ceocan agua hidratación agosto
  • Sea cual sea el tipo de crema que utilices en verano, lo realmente importante es que tu loción de día contenga un factor de protección solar para proteger tu piel y lograr un bronceado más bonito. Igualmente, los días que vayas a pasar horas expuestas al sol debes aplicar en el rostro un protector solar más intenso y repetir con frecuencia. Para la noche, es aconsejable utilizar cremas reparadoras que fortalezcan y calmen la dermis.
  • Hay algunas zonas del rostro que son especialmente sensibles a las agresiones del clima en verano como el contorno de ojos o los labios, por lo que requieren un cuidado específico a base de cremas, bálsamos y otras lociones que ayuden a mantenerlos siempre hidratados y con buen aspecto.
  • Para una hidratación más intensa, una vez por semana puedes aplicar por todo el rostro, una mascarilla facial que se adapte a tu tipo de piel, y acudir a un especialista para gozar de los excelentes resultados de una limpieza de cutis profunda.
  • Las elevadas temperaturas aceleran la pérdida de agua en el cuerpo por lo que beber abundantes líquidos en verano y tomar alimentos como verduras y frutas es la mejor opción para equilibrar el organismo y mantener hidratada la piel.

FEC-DARPHIN TOALLA

Si deseas conocer más detalles sobre la hidratación, los más adecuados a tu tipo de piel, productos y servicios para la mejora de la misma, pregunta por #ICEExperience a nuestras compañeras en nuestro centro especializado.

“Si te ves bien, te sentirás mejor”