La piel del rostro cuando está bien hidratada luce buen aspecto, se ve luminosa, sin imperfecciones y nos hace estar más atractivas. Pero antes de aplicar los productos hidratantes adecuados, debes limpiar y exfoliar la piel para que absorba todos

Sigue leyendo…